Confundir INFORMAR con ORIENTAR

Uno de los aspectos o ideas que mas han atraído mi atención sobre el debate en torno a la "infoxicación" durante el curso de Orientación con TIC y en Red han sido las 2 citas  siguientes:


  • "No confundamos informar con orientar" - una idea tomada de redes de la orientadora Mábel Villaescusa. Estoy completamente de acuerdo en dicha reflexión. Tanto si hablamos de Orientación Académico-Profesional como si hablamos de acompañamiento en el proceso de E/A (enseñanza/aprendizaje) y de autodescubrimiento de los chavales, sin distinguir aquiíentre niños y adolescentes y a los docentes, tampoco distingo entre maestros y profesores... Nosotros, como referentes de fuentes, como "Banco de Recursos" que debemos ser, debemos filtrar y seleccionar la información, perseguir q sea fidedigna, actualizada, oportuna, útil, adecuada y adaptada al contexto y a los agentes a los que va dirigida, pautada y programada por niveles de acceso y catalogada de mayor simplicidad a mayor dificultad. De otro modo, estaríamos preparando "café con azúcar y sin leche para todos" y eso solo sería, en todo caso, informar, e informar mal. La Orientación debe ser personalizada en extremo y muy significativa y atractiva para los agentes a los que va dirigida, motivadora para que se impliquen, para que salte o se dispare su propia curiosidad para seguir investigando o profundizando por si mismos, y a su nivel, sobre nuestra propuesta inicial. Porque....no podemos ni debemos cometer el mismo error de muchos de nuestros compañeros docentes: Colocar en el centro del proceso de enseñanza al libro de texto. En nuestro caso, a la información académico-profesional, por muy atractivo que sea el formato que elijamos. Somos mediadores, acompañantes y esa es una de las premisas mas importantes de la Orientación Educativa. 
  • "El problema para obtener un recurso en lugar de recursos para resolver un problema". En un articulo muy oportuno de María José G. Corell y de una vigencia salvaje, se habla muy críticamente de la patologización de la diversidad y de la pseudo-inclusividad, situaciones en las que los Orientadores nos convertimos más en cómplices y promotores que en críticos con dichas políticas por las responsabilidades que nos encomiendan. Se nos pide a los orientadores "ser expertos diagnosticadores", que seamos la llave que abra la caja fuerte de los Recursos Personales para seguir replicando y reproduciendo un modelo de EXCLUSIÓN. 


Entrada de Mario Lara Ros, orientador

Comentarios